El alumbrado que despierta «envidias políticas»

“Para gustos los colores” es un dicho muy común, y podría aplicarse a los comentarios generalizados sobre el alumbrado
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

“Para gustos los colores” es un dicho muy común, y podría aplicarse a los comentarios generalizados sobre el alumbrado navideño que el Ayuntamiento de San Fernando ha decidido colocar para las fiestas, el cual despierta «envidias políticas»

Críticas, enfados, pataletas, y sobre todo envidiosos de poder que no aceptarían la realidad tenían que dar la cara, con excusas tan variopintas que sacarían a relucir el coste de las luces, los gustos del ciudadano y si se han colocado más o menos bombillas que años anteriores.

Con esta realidad presente, lo que más me llama la atención es la crítica que los partidos políticos están lanzando a pie de calle o en sus perfiles en las redes sociales. Respetando todas y cada una de las opiniones vertidas, no entiendo el afán, a mi forma de ver, “destructivos” que algunos quieren hacer del mismo por la rabia de saber que no están gobernando o que la cosecha del éxito por el alumbrado de este año, no será suya ni de sus siglas en cuestión.

Que el alumbrado podría ser mejorable… Pues sí, como todo en esta vida. Pero no podemos obviar la calidad del mismo. No hay que definirlo como peor ni mejor que el de años anteriores, sino diferente y eso es lo que lo embellece aún más.

Nunca comprenderé a esos políticos socialistas, populares, podemistas, magentas, etc… que desde la barrera no vean más allá de sus ideales partidistas y no se bajan del burro, aunque no lleven razón.

Como la realidad suele ser relativa desde el punto de vista con el que se mire, dejémonos de actuar como críos, y miremos más allá. Pensemos, que repercusión tendrá el mismo para el comercio, uno de los colectivos más castigados en estos momentos a consecuencia de la crisis. Y es que cuando cualquier ciudad se engalana para las Navidades, no solo lo hace con las miras puestas en su imagen al exterior como tal, sino con fines totalmente revulsivos para la economía local en particular. Un balón de oxígeno para esas empresas que con la luz y el color propio de las fiestas, verán algo de claridad donde las ventas pueden subir algo más que el resto del año.

Es por ello que tenemos que pensar en positivo y dejar pasar el tiempo. A partir del 7 de enero tendremos tiempo de balance de la verdad y saber si el alumbrado ha sido un acierto o no, y si el mismo  ha beneficiado a su entorno. Hasta entonces habrá que ser cauto y respetuoso ante los acontecimientos venideros.

El Susurro

PREMIO ANDALUCÍA JOVEN CÁDIZ 2015

Otorgado en la condición de Medio de Comunicación por la Delegación del Gobierno de Cádiz

PREMIO CONSUMIDORES CÁDIZ 2014

Otorgado como Medio de Comunicación referente en materia de consumo por la Unión de Consumidores de Cádiz